Tomeu Riera

La Beca Talentic me ha ayudado, no sólo a prepararme para el mundo profesional, sino a entrar en el mundo laboral, puesto que he tenido la suerte de ser contratado a jornada completa en la empresa en la que empecé las prácticas.
Trabajo como diseñador en una empresa de videojuegos, donde se nos exige que seamos creativos y demos lo mejor de lo que somos capaces, a menudo dejando volar la imaginación, donde nuestras ideas son escuchadas e incentivadas
Gran parte de lo que soy ahora tengo que agradecérselo a la Beca Talentic.
Me llamo Tomeu Riera, soy de Mallorca, y estudié Bellas Artes en la Universidad de Barcelona. Llevo dibujando desde que era pequeño y siempre me han encantado los cómics, los dibujos animados, los videojuegos, la ilustración… He hecho mis pinitos en el mundo del humor gráfico e incluso publiqué alguna que otra tira cómica en El Jueves.
La Beca Talentic Era una buena oportunidad para seguir aprendiendo y completando el currículum. Además, pensé que, en caso de que me concedieran la beca y consiguiera entrar a realizar prácticas en una empresa, lo daría todo para asegurarme que aprovechaba al máximo el tiempo de aprendizaje y, por lo tanto, lo tendría más fácil a la hora de conseguir una futura contratación. Y no me equivoqué.
Los conocimientos que he adquirido durante el Máster MPD me han ayudado mucho, en primer lugar, a complementar y profesionalizar aquellas áreas en las que yo ya estaba iniciado pero no dominaba especialmente bien (Photoshop, por ejemplo, era un programa en el que antes podía manejarme más o menos bien “a nivel usuario”, pero pienso que actualmente soy capaz de usarlo de una forma mucho más competente, eficiente y profesional). En segundo lugar, me ha enseñado procedimientos y metodologías de las que no tenía ni idea y me interesaban muchísimo (como Autodesk 3Ds o Zbrush, o AfterEffects) y que, de otra manera, no sé cómo habría podido alcanzar de una manera tan fácil de aprender. Y, en tercer lugar, me ha enseñado que hay materias en las que en un principio no estaba muy interesado (como, por ejemplo, Diseño Web), y de las que que acabé disfrutando mucho, aprendiendo muchísimo gracias al buen hacer de los profesores, y mejorando mis habilidades gracias al interés renovado con el que las encaraba.
Empecé como becario en el área de diseño de mi empresa, y a las pocas semanas descubrí que ya estaba aplicando los conocimientos que acababa de aprender en las tareas que realizábamos en la empresa. Me di cuenta enseguida de lo valioso que era lo que estaba aprendiendo en el máster.
La verdad es que la formación y el aprendizaje en vivo en la empresa se complementaron de forma muy natural.
Así que considero que la Beca Talentic me ha acercado muchísimo a conseguir algo que yo antes pensaba que era imposible.
Recomiendo la Beca TALENTic sin dudar, Recomiendo la Beca TALENTic sin dudar.El trabajo será duro, sí, (el máster incluye mucho contenido y muchísima información), pero vale la pena, aunque sea para obtener una formación muy completa e introducirse en el mundo laboral. Lo recomiendo al 100%.