Miguel Pascual

Cuando encontré la Beca Talentic, sentí que estaba dirigida a mí. Era la oportunidad de formarme de un modo profesional, encarado al mundo laboral, y afrontando el reto de ampliar el espectro del diseño para fortalecer mi futuro. Ya tenía la base, pero necesitaba el impulso para poder “profesionalizarlo”
La Beca Talentic es recomendable al 100%. Es una gran oportunidad de conseguir un hueco en una profesión muy competitiva, y además, te aseguras el que en un año, vas a conseguir experiencia laboral (imprescindible a la hora de encontrar trabajo) y además, vas a ver cómo tus conocimientos, independientemente de la base que tengas, se revalorizan, pues realmente en el máster se trabaja para conseguir un nivel profesional.
Soy licenciado en Bellas Artes, y esto me abrió el camino al diseño gráfico. Mis pasiones siempre se han decantado hacia el dibujo y la pintura de forma “tradicional”, es decir, con lápiz y pincel, pero enseguida entendí que vivimos en la era digital, y tenía que hacer del ordenador mi mejor aliado. Y poco a poco, así ha sido. Encontré una nueva pasión, el diseño “digital”, y es lo que ocupa actualmente mi vida al 100%. Por otro lado, hice un máster en diseño de interiores, lo que me abrió el camino hacia el diseño 3D. Y esto, definitivamente, es lo que quiero hacer.
A corto plazo, mi sueño es simple: hacer de lo que me gusta mi trabajo (soy de la filosofía de que si trabajas en lo que te gusta, ¡nunca tendrás que trabajar!)
Mi sueño en vistas al futuro… me conformaría con que poco a poco mi trabajo se reconociese, y eso me diera pie a montar mi propio estudio.
Me apasiona cuando un proyecto ya está empezado, y encuentras la dinámica justa en la que las horas vuelan y cuando te das cuenta, el día ha pasado, pero te sientes realizado con lo avanzado
Y a través de esta beca, creo que lo estoy consiguiendo. Actualmente, lo más importante a la hora de buscar un trabajo, es la experiencia, y la Beca Talentic te la da (o mejor dicho, con la Beca Talentic, te la ganas, pues el entrenamiento exige de ti el máximo rendimiento!)
El Máster MPD empieza avisándonos de que será un año duro. Y ahora que estamos a mitad del camino, en retrospectiva, te das cuenta de todo lo que has avanzado en muy poco tiempo. Y te creces pensando en lo que queda por delante. Te garantiza resultados. Por ejemplo, personalmente me ha hecho reconciliarme con el campo multimedia, convirtiéndolo en una nueva pasión. Me ha dado la oportunidad de profundizar en el cada vez más imprescindible mundo del marketing, sobre todo en nuestra profesión. Y estoy ampliando mi perfil con el Diseño Web, con el que todavía nos queda un largo camino. En cuanto al diseño 3D, empiezo a ver un poco más cerca lo que nos decían en las primeras clases sobre lo que seríamos capaces de hacer, y no acababa de creer, y ahora, lo espero con ansia.
Para mí, la Beca TALENTic está siendo mi primera experiencia laboral “estable”. Las prácticas de la Beca Talentic, lo excepcional que tienen es que son todo un año, lo que te da la oportunidad de involucrarte de verdad en la empresa, de aprender a trabajar respondiendo a unos tiempos límite, y a responsabilizarte realmente de tus propios resultados, pasando a ser un engranaje más del equipo. Estoy trabajando como diseñador, realizando diferentes funciones, desde preparar los bocetos para enseñar a los clientes, hasta llevar a cabo los diseños finales y enviarlos a impresión. Y cada día, creo que afrontando un poco más de responsabilidad.
Lo que realmente creo es que la Beca Talentic me está confirmando que por fin estoy en el buen camino. Siento que dentro de poco podré estar convencido de que mi trabajo puede ser profesional, pudiendo seguir mi propio criterio y que éste tenga validez.