Francisco Javier Millán

Actualmente trabajo como diseñador gráfico en una empresa del sector.
Tuve el sueño de ser un gran diseñador gráfico. Los inicios no fueron acertados y he de reconocer que era autodidacta… lo que viene a ser que hacía las cosas de forma torpe y a veces mal.
Fue entonces cuando se me abrió la oportunidad de formar parte del alumnado de NETT Formación, de su Máster MPD, en Marketing, Publicidad y Diseño. Ese fue otro sueño cumplido.
Trabajaba mucho mejor, con más calidad, conociendo bien los programas que antes ignoraba en gran medida y aprendí un vocabulario técnico y unos recursos que desconocía.
Este trabajo me apasiona. A veces puede ser injusto porque el trabajo del diseñador suele estar bajo el paraguas de la subjetividad.
Yo también he tenido que aprender cosas que me gustan menos, como el diseño web o la gestión de redes sociales, para poder ser más polivalente.
Si me preguntan “¿qué le recomendaría a una persona que quisiera seguir mis pasos?” les respondería firmemente con un “que crea”. Quien crea firmemente en sí mismo, quien crea que puede dedicarse a este mundo del Diseño y la Comunicación, tendrá gran parte del camino ganado.
Muy importante: que se formen. Es importante ser profesional, es importante ser técnico y es importante ser especialista. Y sobre todo es fundamental que estén al día. Hay que reciclarse constantemente, conocer las vanguardias y las tendencias, y adaptarse a ellas.
En nuestra profesión un título no es garantía de nada, porque es probablemente la profesión en la que un título tiene la fecha de caducidad más inmediata. Formación, formación, formación.